MENU

Césped en verano

Cuidados del césped en verano

Esto es todo lo que debes saber para mantener tu césped en perfecto estado durante el verano. Consejos sencillos y directos. Aplícalos y notarás la diferencia.

Cuidados del césped en verano

Con la llegada del calor aumentan los cuidados del césped.

En verano debes tomar algunas precauciones para mantener el césped en óptimo estado; verde y libre de enfermedades.

¿Cómo hay que regar? ¿Cada cuánto cortar? ¿Es recomendable sembrar o resembrar en este estación?

¡Al grano!

El riego del césped en verano

Regar es la tarea más importante del verano. Pero no sirve tirar la manguera y listo, debes hacerlo correctamente. Es importante que ajustes la cantidad de agua a las necesidades de tu jardín. Como regar el césped en verano. Sigue eestos consejos básicos:

  1. Riega a primera o a última hora del día.
  2. Hazlo siempre con un aspersor para el césped.
  3. Concentra los riegos, evita regar muchas veces.

¿Cuánta agua necesita el césped en verano?

La cantidad de agua que necesita tu jardín depende principalmente de dos factores: la variedad de césped que hayas sembrado y la temperatura.

Con las variedades de césped que utilizan las grandes marcas las necesidades hídricas son de unos 25 litros de agua por metro cuadrado a la semana, esa es la cifra ideal para mantenerlo verde y saludable. Si reduces esa cantidad las hojas perderán un poco de brillo.

En los momentos críticos del verano es posible que tengas que subir la cantidad a 30 o 35 litros por metro cuadrado.

¿Cómo regar en verano? Lo mejor es concentrar los riegos. Intenta regar cada 2 o 3 días, dependiendo del calor que haga. No te recomiendo regar a diario, salvo durante una ola de calor, así mantendrás a raya las enfermedades.

El riego del césped en verano

¿Cada cuánto hay cortar el césped en esta estación?

En verano te recomiendo cortar el césped con frecuencia.

No dejes que crezca más de un tercio de su altura para volver a cortarlo. Esto supone que tendrás que hacerlo, como mínimo, cada 7 días. Es posible que cada 5 o 6 días con variedades de rápido crecimiento.

Por otro lado, durante el verano debes cortarlo alto. Las plantas están sometidas a un gran estrés debido a las altas temperaturas, los cortes bajos debilitan aún más las plantas y las exponen a enfermedades.

Sigue estos consejos detallados para cortar el césped.

¿Cómo abonar el césped en verano?

El primer abonado del año debes hacerlo en primavera, preferiblemente a principios de la estación. Pero ese abono no va a durar más de 90 días, por tanto debes hacer un nuevo abonado en verano.

Usa un abono de liberación lenta con alto contenido en nitrógeno. Yo utilizo el Battle que te recomiendo a continuación y me va muy bien. Necesitarás unos 30 o 35 gramos por metro cuadrado.

[asa tpl=»book»]B00WI9KNEO[/asa]

Enfermedades del césped en verano

Durante el verano los hongos suelen atacar el césped, sobre todo si no tienes la precaución de regar como te he indicado anteriormente o si tu jardín está en una zona sombría.

El calor y la humedad son sinónimo de hongos. Los más frecuentes y peligrosos para tu césped son el Fusarium de verano, el Pitium y la Mancha de dólar.

No me extenderé en este apartado. Si quieres información técnicas sobre estas enfermedades del césped entra en este artículo de infojardín.

¿Cómo tratarlas?

Para combatir los hongos en el césped debes aplicar un fungicida lo antes posible.

En mi jardín tuve problemas con el Pitium y lo solucioné rápido: fumigué con Fosetil-Al (compré este fungicida sistémico). Más adelante tuve otra invasión de hongos, en concreto el Fusarium de verano, en ese caso tuve que utilizar Iprodiona (sustancia más complicada de encontrar, pero muy eficaz para estas enfermedades).

¿Se puede sembrar césped en verano?

La pregunta que todo el mundo con jardín se suele hacer: ¿puedes sembrar césped en pleno verano?

Por poder puedes, pero debes ten claro que, por norma general, plantar césped en verano es una mala idea. Si lo haces verás que el césped crece de forma irregular, tardará bastante en nacer y lo hará con las antiestéticas «calvas».

Da igual que lo riegues mucho, es mala idea. Tan solo hay una excepción: que vivas en la costa cantábrica (o en cualquier rincón donde la temperatura no suela superar los 25 grados). Además de no pasar calor, podrás sembrar césped en verano con tranquilidad (y sin calvas).

El césped necesita temperaturas moderadas para crecer y desarrollarse de forma óptima. Las temperaturas extremas, ya sea mucho calor o mucho frío, impiden el correcto desarrollo de las plantas.

Por norma general, evita sembrar césped en pleno verano. Retrasa la siembra y la resiembra unos meses, aquí te explico los cuidados del césped en otoño (la mejor época para sembrar).

(1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Deja una respuesta